Hola terapeutas, después de cinco meses sin escribir, al fin tengo algo a la altura de todos vosotros, resulta que hace unos días he borrado mi cuenta de feis-buk. La verdad es que como casi todas las personas me creé una cuenta en feis-buk al verme arrastrado por compañeros, colegas y amigos, pero si me pregunto realmente a mi mismo, me doy cuenta de que a mi nunca me gustó el rollo de contar a la gente como me siento en éste preciso momento, ni poner fotos de mi última borrachera. Si bien dentro de éste caos hay que reconocer que siempre hay alguna persona que nos brinda información que nos enriquece o aporta de algún modo. De todas formas en mi opinión hay que reconocer que lo que predomina en ésta red social son banalidades acerca de personas que en la mayoría de los casos son simples colegas o conocidos, ni siquiera amigos.

Pero realmente lo que personalmente me molesta es por poner un ejemplo, ver como personas con las que no tengo contacto desde hace quizás años y que nunca tuve ninguna relación más allá de la simple cortesía te felicita por tu cumpleaños además en algunas ocasiones con una efusividad y empatía que supera a la felicitación de tus amigos más íntimos, pero a la misma vez sabes muy bien que a esa persona le preocupas  tanto como te preocupa a tí tu vecino. Por otra parte me intento poner en los zapatos de la otra persona, pero no logro entender como su tiempo vale tan poco como para perderlo en felicitar a alguien que conoció tal día en tal fiesta.

He entrado en una maravillosa dinámica que espero comprometerme cada vez más con ella, que consiste en apreciar mucho más mi tiempo, y si antes era ya muy selectivo con que amistades paso tiempo, ahora lo seré mucho más. (Aquí un artículo relacionado, muy interesante). No quiero perder el tiempo contestando a ésta persona, ni mirar el “time-line” de mi feis-buk sintiéndome como un zombie, no me aporta, no me gusta, entonces que estoy haciendo?, supongo que toda ésta evolución personal que estoy viviendo, siendo éste solo un ejemplo, me gustaría pensar que es un proceso de hacer crecer la conciencia de mi vida, de lo que hago, y de mi tiempo.

En vez de mirar el time-line de feis-buk, veo documentales, películas, leo bastante más, hago deporte y me subscribo a twitters que me merecen la pena y que me inspiran para seguir dando pasos en la evolución de mi conciencia. Mucha gente podría pensar que no pierden mucho tiempo con el feis-buk, pero sería genial una extensión para nuestro navegador que contabilizara el tiempo que gastamos en feis-buk, creo que la mayoría de nosotros nos sorprenderíamos, y aunque fuera poco tiempo, son éstas pequeñas cosas que nos quitamos de encima las que nos permiten hacer hueco para cosas nuevas, que quizás no hemos hecho nunca. Como dice Alejandro Jodorowsky “Cada vez que hacemos algo nuevo que nos saca de nuestra rutina, empezamos a sanar”.

Solemos decir que charlar es perjudicial y que tenemos que comunicar más, y creo particularmente que nos hemos olvidado del maravilloso sistema de comunicación (que no de charlar), el e-mail, nos hemos olvidado de las listas de correo, y personalmente me parece que todavía hay mucha gente sobre todo en España que no le ha dado una oportunidad a twitter, que además, es una via de información de actualidad no mediatizada, o al menos nosotros decidimos de que fuente bebemos…

Un saludo cordial.

El terapeuta